La importancia de la comunicación enfermero-paciente

Hay profesiones en las que las habilidades comunicativas tienen especial relevancia y la enfermería es una de ellas. Se trata de mucho más que hablar con el paciente, se trata de escucharle, entenderle y trasladarle toda aquella información que necesita sobre su estado de salud y sobre las medidas oportunas para mejorarlo o mantenerlo.

Teniendo en cuenta que, por lo general, la situación de los pacientes cuando llegan a la consulta de enfermería o cuando están hospitalizados suele ser delicada, la comunicación y, de manera muy especial, la empatía son fundamentales, para la tranquilidad de paciente y para conseguir que este entienda exactamente las pautas de comportamiento que debe seguir o cuidados que debe tomar. Y en ocasiones no se trata solo del paciente, sino también de sus familiares

Por ello el enfermero debe también saber preparar y prepararse en el ámbito comunicativo. Hay que tener presente, además que una buena interacción entre profesional y paciente ayudará al enfermero en su labor, ya que el enfermo mostrará una buena predisposición.

Ahora bien ¿cómo actuar? La cercanía es el primer paso, para ello lo primero es presentarse al paciente, debe conocer al enfermero y el enfermero debe conocerle, en este sentido es importante recordar el nombre del enfermo y tratarle como persona, no como número.

En cuanto al tratamiento, es necesario mostrar cercanía, mantener el contacto visual, usar el sentido del tacto cuando sea necesario tranquilizar al paciente y transmitir confianza mediante el uso del lenguaje corporal. Hay elementos casi inconscientes que el paciente percibirá y le ayudarán a comunicarse con su enfermero.

Y es fundamental escuchar, asegurarse de que el paciente entiende perfectamente lo que se le está explicando y responder con honestidad y veracidad a sus preguntas. Hablar despacio y haciendo pausas para dar tiempo a asimilar la información o plantear dudas es esencial

La comunicación forma parte también de los cuidados del paciente, por eso es tan importante aprender a manejarla con eficacia.

Países como Alemania y Reino Unido demandan una alta cantidad de enfermeros españoles

Un análisis manifestado por el Sindicato de Enfermería mediante la premisa de ofertas laborales por toda Europa arrojó un resultado bastante positivo para esta rama de profesionales de la salud, y es que países como Inglaterra, más específicamente en la ciudad de Londres, al igual que Alemania y los países nórdicos, entre los cuales encontramos a Suecia, Noruega y Dinamarca, demandan una gran cantidad de profesionales de la enfermería que provengan de España.

Según el SATSE, la situación no ha sido favorable para muchos profesionales durante los últimos años en España, y la enfermería no sería la excepción en este caso, manifestando la frase de “en el continente si son capaces de apreciar lo que en España quieren desechar”, pues quizás el país se encuentra ante una fuga de talentos en el área de enfermería, según nos cuentan unos empleados de la empresa desatascos Barcelona, los cuales declararon que esta situación no sólo sucede en materia de enfermeros, pues muchos profesionales deciden ver otros horizontes, ya que en el país no se les dan muchas oportunidades.

La excelente capacitación que tienen estos profesionales los hace sumamente aptos para la realización de las actividades de su área de la mejor manera, derivando en las atractivas ofertas de trabajo por parte de diversas naciones europeas.

Para la mayoría de los enfermeros que emigran en busca de mayores posibilidades, los mejores lugares de trabajo se encuentran en los países nórdicos y en Alemania, sin embargo, el idioma es un punto muy importante en la capacitación que necesitan tener, según nos cuenta Jairo Olivares, técnico en jefe de Hormigon Pulido Toledo, quien tuvo que ver a su hija emigrar, ya que no encontró las ofertas necesarias en el país.

Algunas empresas como cerrajeros Salamanca se han encargado de manifestar esta clase de problemas en la nación en solidaridad a la comunidad de enfermeros desempleados, algo que aún no ha sido escuchado por los diversos organismos que integran la administración pública.

Factores para elegir silla de ruedas

El coraje, la capacidad y el sentido de superación y de adaptación al medio que las personas en silla de ruedas demuestran es por lo general más que admirable. Muchas son las barreras que estas personas se encuentran en su día a día, ya sea en el domicilio, en los centros de estudio, en las empresas de trabajo o en el propio urbanismo de la urbe.

Estos obstáculos hacen la vida más difícil. Por tanto, para evitar problemas agregados a todos estos que la sociedad aún no ha sabido ir corrigiendo, es óptima que la persona con discapacidad física disponga de una silla de ruedas lo más adaptado posible a sus necesidades.

A la hora de elegir silla de ruedas hay que tener diversos factores en cuenta y no efectuar la adquisición a la ligera. La anchura del asiento puede de ser uno de los focos de donde procedan los incordios, por lo que, previamente, el individuo debe haberse sentado y haber comprobado la total comodidad. Para los más delgados, un ancho de entre 38 y 40 centímetros sería lo correcto; para las personas más grandes o gruesas, el asiento mejor debería andar entre los 48 y los 51 centímetros; sin embargo, la medida más frecuente es la que se extiende por los 43 centímetros, ya que es más fácil amoldarla.

Los reposabrazos, o soportes para los brazos, también deben ser analizados con mimo. Hay que estar seguros de que el cuerpo de la persona con discapacidad se adapta con comodidad a la profundidad y la altura del asiento. Que la altura del respaldo sea la correcta será fundamental para que la espalda no quede en una posición incómoda o perjudicial para el cuerpo. Las ruedas serán otro factor de silla de ruedas a tener en cuenta, ya que, si van a utilizarse al aire libre, lo correcto sería que todas fueran neumáticos. Los frenos de la silla y los aros para las manos son otras de las partes que hay comprobar que aportar comodidad y no restan.

El tesón de quien decide estudiar Enfermería

Cumplir los dieciocho años –o la edad que sea, en el caso de que las condiciones personales sean otras- y optar por matricularse en el Grado de Enfermería es una decisión que requiere ser madurada. Hay que lleva en la sangre la vocación de ser enfermero o enfermera y lo tiene my claro; también hay quien decide probar y dejarse enamorar –o desenamorar- por los encantos de esta profesión.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la Enfermería es una profesión que requiere de un cierto sentimiento de filantropía y de afecto hasta el resto de seres humanos. Pocas cosas más bonitas hay que servir de ayuda al prójimo; pero, ojo, también habrá que tener bien claro que Enfermería y Medicina no son los mismo, y que cada disciplina tiene un terreno muy bien acotado donde desarrolla su actividad.

Pero estudiar el Grado de Enfermería no es ningún trámite. Las enseñanzas son muchas, y oscilan desde tareas básicas de aseo y confort del paciente hasta labores más complejas y cercanas a la labor de acompañamiento del profesional médico. Siempre hay excepciones, pero por lo general, los trabajadores del ámbito de la Enfermería sienten verdadero amor por su trabajo, algo que en otras profesiones no es tan usual.

Los conocimientos científicos y humanistas que el Grado de Enfermería agrega a la persona también son dignos de tener en cuenta. es importante conocer cuál es el programa de asignaturas de los cuatro años de Universidad en que se adquirirán los conocimientos; puede ser que en primero y segundo curso el atractivo de Enfermería sea menor al estar enfocado a la parcela de aseo y asistencia básica, pero segundo y tercer curso pueden llegar a resultar apasionantes y mucho más llevaderos. Así que si el gusanillo de la Enfermería lo llevas muy adentro, adelante, a servir a la sociedad y a intentar vivir de lo que te gusta.

Los enfermeros no quieren mostrar los datos de sus elecciones

Se ha desatado la polémica en unas elecciones denominadas “fantasma”, pues la gran mayoría de miembros del colegio de Enfermería de la ciudad capital, ni siquiera estaba enterados de la realización de algún tipo de elecciones, por su parte se encontraron con la sorpresa de tener una nueva junta directiva y un nuevo presidente, por lo que la Asociación Madrileña de Enfermería se encargará de hacer pública la impugnación acerca de estos comicios a los cuales no se hizo la convocatoria pública de los cuarenta y siete mil (47.000) colegas que integran la comunidad de la región, es como si una empresa como la de cerrajeros Marbella, hubiese establecido una de sus persianas en los comicios para que nadie entrara.

Lo más insólito de todo este caso, es la negación por parte de la nueva junta directiva de mostrar los datos de los comicios, es decir, el número de votantes, ni los candidatos que se presentaron para hacerse efectivo dicho proceso, además de mantener en secreto cuántos individuos conforman la nueva junta directiva del Colegio, se va a necesitar trabajo del nivel de Fontaneros Madrid para desatascar este lío. La indignación es sumamente grande por parte de los profesionales de la salud, quienes han protestado abierta y fuertemente hacia este acto que ellos consideran como fraudulento.

No hace falta ser de Electricistas Madrid para darse cuenta que aquí hay algún circuito oculto de intenciones, pues ni siquiera un comunicado para la Comunidad Madrileña se ha emitido, siendo el órgano encargado de la gestión de los registros de estos profesionales en sus colegios, no estaban constatados de dicho cambio presidencial, solo se notó en la particularidad de un documento de certificado de pago de cuotas requerido por una enfermera, la cual se percató que tenía firma y nombre de un presidente desconocido para el momento.

El comunicado ha llegado este martes a la consejería de Presidencia y Justicia, dicho comunicado manifiesta que la junta tiene ya varios meses en la presidencia, pues la celebración de los comicios se efectuó el día 30 de marzo, con una convocatoria emitida el 30 de noviembre del pasado año, con lo cual la toma de posesión de los cargos tuvo lugar el día 8 de abril, lo que da un periodo de 4 meses en el cargo sin ningún tipo de comunicados.

EIR 2017: una convocatoria con plazas insuficientes

Indignación, es lo que se respira en la profesión después de conocerse que el aumento de plazas para enfermeros especialistas es casi nulo en la convocatoria para el próximo examen de la prueba de Enfermero Interno Residente. 994 plazas, de modo que la oferta solo se ha incrementado en 26 plazas respecto a la anterior convocatoria, una cifra muy inferior a las 230 plazas demás de la convocatoria de médicos.

De esas 994 plazas convocadas a nivel nacional, las más numerosas son las destinadas a Enfermería Obstétrico-Ginecológica, es decir matronas. Le siguen en número las 293 plazas de Enfermería Familiar y Comunitaria. 183 plazas están destinadas a Enfermería de Salud Mental, 114 a Enfermería Pediátrica, 19 a Enfermería Geriátrica y solo 17 a Enfermería del Trabajo.

Estas cifras no han tardado en despertar duras críticas. “Irrisorio”, así ha calificado el Sindicato de Enfermería, el número de plazas para enfermeros especialistas. Aseguran que la oferta de plazas no servirá para cubrir las necesidades del Sistema Nacional de Salud y que serán los pacientes quienes paguen en mayor medida las consecuencias. Aseguran así desde el sindicato que la atención sanitaria sigue sin ser prioritaria como debería.

Criticas a nivel general y también particular. Por ejemplo, el Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana se ha mostrado bastante más que molesto, criticando que el número de plazas para esta comunidad no solo no haya aumentado, sino que haya disminuido respecto a convocatorias anteriores.

En relación a estos aspectos, desde el Sindicato de Enfermería han exigido que se regulen de una vez las funciones de los enfermeros especialistas, que se definan los puestos que deban ser considerados como especialidad y sus funciones específicas de acuerdo con las competencias que ya se prevén en los programas formativos. Más allá de esta cuestión, también han solicitado la creación de la figura del enfermero especialista también en los servicios sanitarios autonómicos.

Enfermeros en España están de revuelta

Definitivamente actualmente la enfermería en España es un tema delicado, ha habido muchos inconvenientes y polémicas que lastimosamente la han rodeado lo cual es algo que Cerrajeros Valencia urgentes lamenta ya que los enfermeros son vitales para el desarrollo positivo del sector de salud de cualquier nación. Sin embargo, el problema del que se discutirá el día de hoy es grande y ha generado tal problema que ahora los enfermeros en la nación están en revuelta.

Bien se sabe que primero que todo, las cabezas de los colegios profesionales se encuentran en tribunales (las que están ubicadas en Madrid y Asturias). Más que toda la problemática que rodea a los mismos es acerca de la dirección de las escuelas como ya que se les ha acusado de apropiación indebida y a la que tiene sede en Madrid de haber hecho elecciones fantasmas. Y no solo en estas dos zonas existen conflictos relacionados con este tópico, en Baleares, Aragón y Murcia también. Se está arremetiendo con la CGE (Consejo General de Enfermería) ya que todos sus miembros llevan siendo dirigidos por el mismo hombre ya por 30 años.

El problema va allá más de eso y remonta desde hace mucho tiempo ya que en el 2012 los disidentes le demandaron a Codepa (Colegio de Diplomados en Enfermería de Asturias) información financiera que iba desde el balance de cuentas hasta el presupuesto y desde ese entonces, ha habido conflicto en Asturias lo cual desde el momento que comenzó ha provocado gran preocupación a la nación así como a los Cerrajeros Barcelona economicos que suelen acceder mucho a la asistencia sanitaria.

Ya que Emilio Losa, el cual es la cabecilla de la directiva, según ellos es un presidente autoproclamado que está en su lugar gracias a elecciones fantasmas y lo han acusado con palabras pesadas ya que según ellos, es responsable de admitir a personas en el Colegio solo por ser familiares y de inflar el prepuesto de su revista ya que las cifras en tan solo 5 años se quintuplicaron lo cual si es verdad, es decepcionante, la corrupción es algo que definitivamente Cerrajeros urgentes Madrid no tolera.

El ámbito profesional de médicos y enfermeros

La profesión de una enfermera siempre ha estado muy bien vista pues al igual que los médicos y demás profesionales del mismo ámbito han estudiado esta carrera por vocación y tienen devoción por ayudar a los enfermos, aunque no todas las enfermeras cumplen estos requisitos he de decir que son sólo una pequeña parte de la proporción.

Siempre hay mejores y peores enfermos, los que se quejan más y los que no hablan por no molestar, los que son exigentes y desagradables y otros a los que se les coge mucho cariño ,como existe innumerables variedades de enfermos también existen muchas enfermeras diferentes a la hora de realizar su trabajo, cuantas veces nos ha tocado la típica enfermera de turno que llega al trabajo con mala cara, trata al enfermo con desprecio y en muchas ocasiones con faltas de respeto pues se creen que las que mandan allí son ellas , las enfermeras.

Afortunadamente la mayoría de las enfermeras disfrutan de su trabajo y se levantan día a día con una sonrisa por querer ayudar siempre a los demás. Da gusto cuando te tratan bien y cuando te hacen sentir que todo va a salir como la seda, la positividad es algo que si se la transmiten al enfermo puede ayudar positivamente a su recuperación de una forma más rápida. Esto es muy importante en una enfermera, pues son ellas las que pasan la mayor parte del tiempo con el enfermo, el trato que tienen con ellos es diferente al que puede tener el médico con el paciente.

Las enfermeras hacen una gran labor, su trabajo es duro y nada fácil, sus horarios, sus turnos, es una profesión que si no te gusta o no tienes vocación mejor no dedicarse a ella.

En Madrid es donde mejor pagan a los enfermeros dentro de España

Sin ninguna duda, graduarte de enfermero en Madrid e ir trabajar en el campo, o simplemente venir a trabajar en el campo de la enfermería en la capital es una pasada estupenda, esto no le sucede muy a menudo a un instalador de gas Madrid, pues no es una de las profesiones que permita mayor movilidad.

Esto es lo que manifiesta el último informe de “Hays” en el cual parten de las diferencias que existen en los sueldos de los empleados de la salud que laboran dentro de la capital y los que no hacen, pues según estos números el mínimo de salario que cobran estos profesionales en el periodo de un año estiman los treinta y nueve mil (39.000) euros, mientras que en su punto más alto en ese mismo periodo el sueldo se eleva a cuarenta y cinco mil (45.000) respectivamente, con los cuales puedes reparar tu caldera contando con los servicios de Reparaciones de calderas Madrid y seguir viviendo tu semana tranquilamente.

Ahora bien, la comparación en la lista no es tan distinto con la ciudad de Barcelona, donde se estima un sueldo anual para estos profesionales entre 36 y 44.000 euros, pero la distancia sí dista mucho en los puestos venideros, ya que en ciudades como las de Sevilla, Bilbao y Valencia, el sueldo esta entre 10 y 15.000 euros menos, es decir, un equivalente a 26 y 30 mil euros al año, (algo que es duro para una semana de trabajo lo cual te pegaría en el bolsillo por ejemplo; si tienes que desatascar la canaleta, por lo que en la capital normalmente necesitas solicitar los servicios de Desatascos Madrid, y dicho lujo no lo puedes obtener en estas regiones y mucho menos con esos sueldos en los cuales en ocasiones se hace difícil costearse algo, dado que sucede un imprevisto), haciendo referencia a los profesionales con experiencia laboral de más de 10 años en el servicio, dicha diferencia es totalmente remarcada en todos los niveles de experiencia dentro de la profesión.

Además de ello, los especialistas en sus áreas también son remunerados en mayor medida si su territorio laboral es la capital e incluso la región catalana, pues la remuneración ronda entre los 52 y 64 mil euros al año, siendo inferior en las regiones de Sevilla, Valencia y Bilbao, donde dicha remuneración vuelve a caer hasta por 11 mil Euros de diferencia. Además lo mismo ocurre en los casos de primaria, al parecer el atractivo salarial del territorio trae consigo que haya muchísima competencia en estas áreas profesionales, sin embargo, el punto no es para nada negativo en la región, ya que esto conlleva a una mejora en las atenciones médicas de las ciudades indudablemente.

Sin embargo y como último punto, cabe destacar además que la vida en la capital es un poco más cara que en otras regiones del país, por lo que un servicio de antenista Madrid no equivaldrá a lo mismo que un servicio similar en Valencia, por poner un ejemplo y darle punto final al caso.

Estudiar enfermeria

Los jóvenes de hoy día que tengan pensado estudiar la carrera de enfermería tendrán que pasar por el Grado durante cuatro años, lo que antes era la Diplomatura de Enfermería de tres años, para ganar puntos y experiencia la recomendación sería que una vez acabada la carrera fueran al extranjero a trabajar, ya que allí se puede trabajar desde el principio más fácilmente que en España, aquí el enfermero o enfermera recién titulado y ya vez realizada las prácticas tendrá que esperar a unas largas listas hasta que le llamen para trabajar en verano, navidad,o determinados meses cubriendo una baja…etc.

enfeNaturalmente al haber llegado últimos empiezan trabajando en los turnos que nadie quiere, en días festivos, días importantes como 24 o 25 de Diciembre,fin de año…etc. Dejando los mejores turnos para las enfermeras más veteranas.

Durante el primer año de carrera se dan las clases en la facultad divididos en dos cuatrimestres al año. Algunas de las asignaturas que se imparten en enfermería durante el primer año son bioquímica, fisiología, anatomía,  psicología, sociología, productos sanitarios, metodología, fundamentos de la enfermería…etc. El primer año es el más duro en cuanto a temario e intenso pues tienes que estudiar demasiado para aprobar los exámenes.

A partir del segundo año las clases no sólo son teóricas, también se llevan a cabo clases prácticas en hospitales y centros de salud durante el segundo cuatrimestre de dicho curso, este año es más llevadero ya que durante el segundo cuatrimestre no se realizan exámenes no obstante el primer cuatrimestre es más sacrificado ya que hay asignaturas muy extensas e importantes como farmacología que tienes que estudiar en un menor periodo de tiempo.

En el tercer y cuarto año se tienen cuatro prácticas obligatorias , una en la planta de cirugía, otra en quirófano, otra en materno infantil y la última pasar por centro de salud.

Finalmente se tendrá que realizar un proyecto de fin de carrera.