Claves  para ayudar en caso de electrocución.

Una descarga eléctrica es el paso de electricidad de un cuerpo a otro. El cuerpo humano es un buen conductor de la electricidad, al estar compuesto mayoritariamente de agua y por lo tanto puede ser objeto de electrocución si entra en contacto directo con cables o aparatos eléctricos defectuosos.

El pase de electricidad puede generar un gran daño en el organismo y resultar en  pérdida del conocimiento, quemaduras o paro cardiorrespiratorio. En general hay bastante información a la mano sobre cómo prevenirlo. Pero lo que si no es tan conocido es cómo reaccionar ante la ocurrencia de un evento de este tipo. A continuación se detalla que se debe hacer ante una electrocución o pase de corriente para actuar de forma correcta, y por tanto no exponernos a la energía eléctrica o incrementar el daño de la persona afectada.

  1. No hacer contacto físico con el electrocutado: pues al tocar a la víctima, la electricidad pasaría también al que intenta dar auxilio con lo que en vez de una serían dos las victimas del evento.
  2. Cortar el suministro eléctrico: Si el accidente es dentro de un inmueble, generalmente con bajar el interruptor de la luz será suficiente, si por el contrario la electrocución se generó por el contacto con un cable u otro sistema conductor de corriente, entonces será necesario cortarlo para interrumpirlo.
  3. Llamar al 112: Ponte en contacto con el servicio de urgencias y asegúrate de poder ofrecer datos precisos sobre el lugar del accidente para facilitar la llegada de la ayuda y sobre las condiciones del accidentado.
  4. Intenta separar a la víctima de la fuente eléctrica. Al intentar desconectar al accidentado debes asegurarte de no tener la ropa mojada, ni estar parado en lugares húmedos ya que el agua es conductor de electricidad. Para hacerlo debes también contar con un elemento aislante, recuerda que nunca la debes tocar. Puedes utilizar para ello una silla o palo de madera, también funcionará si es de plástico.
  5. Mantente alejado si la línea es de alto voltaje. En este caso es necesario mantenerse a una distancia de al menos 6 metros e intentar identificar la forma de desconectar la fuente de energía.

Una vez se logre desconectar a la víctima, es muy importante mantener la calma y seguir los pasos siguientes hasta que llegue el auxilio por parte del servicio de emergencias:

  • No mover a la victima de posición, ya que es muy probable que tenga algún daño a nivel de la columna vertebral.
  • Verificar si respira. De no ser así debes darle resucitación cardiopulmonar (RCP) y mantenerte atento a los latidos cardiacos cada 2 minutos.
  • Verificar si está consciente, en caso contrario, abrígala con una manta y eleva sus piernas.
  • Limpiar con agua fría las quemaduras ocasionadas por la electrocución y si tienes a mano gasas estériles, cúbrelas con ellas. También puedes utilizar paños limpios.

Prevenir una electrocución requiere de prestar atención a las señales indicadoras de peligro en los lugares de trabajo y en los sitios públicos. En el hogar se debe estar atento con los niños pequeños y bebes, evitando que muerdan cables o introduzcan dedos o llaves en los tomacorrientes y ser muy cuidadosos con el mantenimiento de los artefactos eléctricos para asegurarse de la operación correcta. En caso de cualquier desperfecto o falla eléctrica es esencial  contratar a un técnico electricista especializado. Recuerda que una descarga eléctrica puede ocasionar la muerte y  no vale la pena arriesgarse por intentar ahorrar algo de dinero.