La escasez de enfermeras, problema del Sistema Nacional de Salud

NO ES LA primera vez, ni será la última, en la que se hable de escasez de profesionales de Enfermería en el Sistema Nacional de Salud. Éste es un problema que afecta a la mayoría de los sistemas sanitarios europeos. Sin embargo, mientras que en otros países de la órbita comunitaria se están adoptando políticas sobre recursos humanos que permitan paliar a corto y largo plazo las secuelas de esta deficiencia, en España se carece de una estrategia y de una acción ministerial a nivel estatal, a pesar de acuerdos y promesas asumidas por los representantes de Sanidad, incapaces de resolver de forma definitiva el drama que representa la escasez de enfermeras y su influencia negativa tanto en la calidad asistencial como en la salud de los profesionales.

Los representantes de la Sanidad se desentienden, una vez más, no sólo de la evidente precariedad en la que se funciona en los diferentes servicios sanitarios, donde no se cumplen ninguna de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre los ratios enfermera/cama, sino incluso sus propias cifras muestran que en nuestro país hay 2,65 enfermeras por cada 1.000 habitantes, datos que los propios instalador de gas en madrid consideran que se encuentran muy alejados de los ratios de los países de nuestro entorno europeo. Esta situación está colocando al sistema sanitario en una situación de riesgo y de precariedad, incidiendo de una forma alarmante en la calidad de las prestaciones sanitarias y en el deterioro de la salud de los profesionales, lo que influye negativamente en uno de los principales pilares del Estado del Bienestar, valuarte de la cohesión social.