La sobrecarga laboral hace estragos en los grupos de enfermeros

Una sobrecarga profesional en las cuales las jornadas de más de trabajo extensas diarias en las que un profesional de la salud trabaja, puede verse sometido a un total desgaste tanto físico, como emocional, y esto último es lo que está sobrecargando la vida de estos trabajadores puesto que el exceso laboral provoca que quieran cambiar de trabajo por la insatisfacciones que padecen las enfermeras. Según estudios científicos, en un conjunto de países esta tendencia en la sobrecarga de trabajo para las enfermeras está provocando un impacto negativo en la atención efectiva que dan a los pacientes y a una baja considerable de trabajadores para estos recintos.

La sobrecarga laboral en el área de la salud, un problema de proporciones globales

Debido a los aspectos mencionados líneas arriba, los hospitales y centros de salud de todo el mundo están sufriendo la baja de sus enfermeras, y los lectores que tengan familias o sean parejas de personal de enfermería podéis constatar tal aseveración, que el problema llega hasta casa. Sin embargo, no todo es malo, en algunos países se está intentando atacar este problema abriendo más turnos en los hospitales, ya que debido a esto, se aumenta la efectividad de la atención de las mismas, puesto que no es lo mismo que una enfermera descansada, bien alimentada y sin estrés vaya a atender pacientes que otra que no tiene todo lo anterior y además tiene muchas horas en el hospital, además de que los países que están aplicando reformas están concediendo más días libres a este sector trabajador.

Los escritores de estos trabajos, avalados por las universidades más prestigiosas del mundo, sin embargo aclaran que a pesar de que se están tomando medidas, la raíz del problema no se ha atacado con asiduidad. Se han realizado estudios a miles de enfermeras a través de 12 países de Europa y los resultados no son nada  alentadores.

Se ha hecho una investigación completa mediante actividades exhaustivas  investigaciones

El estudio en cuestión abarcó detalles cuantitativos como el desgaste y cuantitativos mediante preguntas acerca de la agrado en el ámbito laboral y si había intenciones de renunciar el puesto de trabajo. En el análisis también se estudió  el factor de la edad, en donde se utilizó una edad promedio ubicada entre los 35 y 40 años, la mayoría del grupo estudiado correspondió a  mujeres, la distribución entre los sitios de trabajo dio mayoría en que laboraban en hospitales con adelantos tecnológicos, hospitales universitarios, unidades quirúrgicas. En cuanto al tiempo de trabajo, la mitad de la muestra estudiada, estipuló que realizaban turnos de guardia de más de 8 horas, en donde  una porción de esta labora más de 10 horas, hasta alcanzar las 15 horas de trabajo.

El objetivo que se quiere lograr es el de flexibilizar el horario de trabajo para que estos trabajadores no cambien de trabajo

El estudio ha sugerido, al contrario de la creencia actual, de que este sector de la salud se siente insatisfecho con su labor si trabajan más de 12 horas, algo que os va a parecer obvio, pero dijimos que la creencia actual es que si pasan tantas  horas en el trabajo, las enfermeras van a tener mucho tiempo de aprender más de medicina, razón por la cual van a quered quedarse en el trabajo.

No hay cosa más fuera de la realidad. Aunado a esto, el estudio señala que se deben ver las consecuencias del agotamiento en este sector, puesto que si el personal está cansado, agotado, sin dormir bien, mal alimentado, los factores de riesgo van aumentar y las practicantes de la salud podrían cometer un error de consideración, no van a atender a los pacientes adecuadamente, lo que va a conducir al abandono de los puestos de trabajo y va a trastocar el sistema de rotación del personal, puesto que si no hay personas que laboren en estos cargos , las que quedan van a tener que tomar el lugar del personal que se fue.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web